Trayecto 18


Equilibrista que sobre la cuerda tensa
duda,
calcula de nuevo,
demora el paso siguiente
y afronta su desprestigio
en la medida indecisa de su pértiga.

Así,
prendido del miedo,
anda este recuerdo de gestos
imprecisos
y palabras nunca pronunciadas.

Si alcanzo el paso siguiente
habré llegado a dónde habita el olvido,
si me quedo inmóvil,
en la suave postura del vértigo,
en la duda continua
de haber podido ser lo que nunca fui,
de suceder lo que nunca sucedió,
de vivir lo nunca vivido,
no habrá renuncia donde ocultarme
ni pábulo que me sostenga.

Sigo, por tanto, en equilibrio,
me aposto sobre la cuerda floja,
no avanzo,
no quiero ceder al hábito
de esta incertidumbre,
de esta manera inexacta de resistir
a pesar del tiempo y sus cicatrices,
a pesar de todo lo que está perdido
de antemano.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Presentación de Juan Ramón Santos de "Lastre" 20/01/2017

Múltiples formas de morir sin quedar muerto.

Matar