Este silencio

Este silencio habita un sepulcro, un cementerio de almas decapitadas, de cuerpos fríos...
Este silencio es un barco que cruza un mar de hielos frágiles, indecisos.
Este silencio inunda las cavernas de los sordos, las tenues veredas del bosque que atardece, la ciudad que un día creyó en su futuro y ahora es piedra inverosímil, calles de vientos en fuga.
Este silencio no es mío, tampoco de tu boca camuflada, de la linea espesa e inamovible de tus sueños.
Tal vez mañana se despierten los cuerpos, los hielos, el bosque, la ciudad y tu boca, y no haya más silencio que el de la muerte paseándose, desnuda, por las azoteas del invierno, en las grutas del desierto, en los blancos fusiles de los hombres sin alma.


Comentarios

  1. Me tiemblan las piernas con tus silencios. Voy a abrir una botella de vino...

    ResponderEliminar
  2. Ten cuidado que no hay nada más dispuesto a hacerte temblar (las piernas y los silencios también)que una botella de vino, y si es de la tierra ni te cuento. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Presentación de Juan Ramón Santos de "Lastre" 20/01/2017

Múltiples formas de morir sin quedar muerto.

Matar