Es tarde (II)



Es tarde
si me acompañas
a la sombra transparente de la noche
prometo quedarme un día entero
sobre tu cama
junto a tu cuerpo
entre tus brazos
en silencio

Es tarde
quizá demasiado tarde
si puedes acompáñame
y no pronuncies mi nombre
no es necesario
ni es el momento preciso

Es tarde
tal vez deba recoger la mesa
y los papeles
apagar el ordenador
decir que te quiero
-un beso como un disparo-
y dormir algunas horas
antes de regresar al vacío intenso
de la ciudad

Comentarios

  1. Me gusta esta temática de lo amatorio. Interesantes estos versos. Un abrazote. Tino

    ResponderEliminar
  2. Nunca es demasiado tarde. Sobre todo, si atrasas el reloj. Me refiero, of course, al del amor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los dos por comentar. Tino, al final el amor siempre deja mensajes y jeroglíficos que desentrañar...
    Amando... ¡¡quién pudiera retrasar ese reloj!!, aunque siempre queda la esperanza de que si no se retrasa a las horas ciertas, al menos podemos festejar que siga funcionando, lento, pero preciso. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Presentación de Juan Ramón Santos de "Lastre" 20/01/2017

Múltiples formas de morir sin quedar muerto.

Matar