La joven y el acordeón


La joven tocaba el acordeón
no
el acordeón tocaba a la joven
acariciaba sus dedos
se introducía en su pecho
elevaba su falda
mostraba sus rodillas
encendía sus ojos

La muchacha sonreía
giraba la cabeza
miraba calle abajo
el sol la buscaba
testarudo
en su piel adormecida

El acordeón
flirteaba con las mujeres
invitaba a los hombres
hacía bailar a los niños
tenía una joven atada
en sus teclas
respiraba de notas blancas y negras
bebía del soliloquio invisible
en el hombro denudo
de la muchacha

Mujer y acordeón
ascendían del empedrado
mordían la luz
ardían en la sombra
traicionaban mi corazón
y lo incrustaban
contra el dolor
a favor de la ternura

Calle arriba Pessoa
atrás una canción portuguesa
sostenía entre su pausada cadencia
la mirada de una joven
que tocaba el acordeón
como si el acordeón le tomara el alma
Era Lisboa
otoño
dos mil diez.

Comentarios

  1. La última estrofa me parece la más lírica sin embargo la podaría un pelín de ciertos elementos dándole más ligereza a los versos. Una sugerencia con comas incluidas para marcar los tempos rítmicos del verso:

    Calle arriba, Pessoa
    atrás, una canción portuguesa
    y entre su cadencia la mirada
    de una joven y el acordeón
    tomándole( o robándole) el alma.


    Era Lisboa
    otoño
    dos mil diez.

    Esto en sí es el poema el resto hay que arreglarlo, quitarle la evidencia prosáica, el elemento descriptivo-narrativo y traducirlo en metáforas que signifiquen lo mismo.
    De todas formas el poema me ha gustado.
    Un abrazote. Tino

    ResponderEliminar
  2. De nuevo he entrado a visitarte para ir leyendo toda tu obra que me gusta mucho. Este poema, demuestra que de un encuentro casual en una ciudad cualquiera (aunque Lisboa acompaña, desde luego) puede surgir una gran obra llena de emoción y sentimiemto ¡Enhorabuena!.
    Muchas gracias por tu comentario en mi blog. Un abrazo. Nos vemos pronto.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Armando, siempre es agradable recibir comentarios y más si son tan generosas como el tuyo. También me gusta mucho tu blog, tan lleno de vida en imágenes y aderezado con el verso sentido. Enhorabuena también. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Presentación de Juan Ramón Santos de "Lastre" 20/01/2017

Múltiples formas de morir sin quedar muerto.

Matar