Por si acaso

Son casi las tres

Ha llovido toda la mañana
con un plácido tintineo en la ventana
y su música de aguas y sombras

Qué cansado lugar esta rutina
de archivos y teléfonos confusos
de falsas palabras sin sentido
o del falso sentido de las palabras
del incoloro perfume de los despachos

Pero ya son las tres

Me fugo
huyo del pantanoso lodo de los relojes
de las teclas del ordenador
de la pantalla de números y fórmulas

Llegaré en dos horas
(más o menos)
y espero encontrarte
si es posible
desnuda sobre el piano
o la mesa de planchar

Sólo por si acaso.

Comentarios

  1. Sobre la tabla a lo mejor, pero sobre el piano no sé donde lo vas a meter...

    ResponderEliminar
  2. Incomoda aunque seductora forma de encontrar a alguien. La lírica del final rompe la frialdad y monotonía de los primeros versos. Me gustó este estilo citadino. Un abrazote. Tino

    ResponderEliminar
  3. El ansia de desembarazarse de todo lo mundano pero necesario y obligatorio... La llamada de lo que realmente nos nutre o nos renueva, donde nos encontramos a salvo... ¡Te entiendo!

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Presentación de Juan Ramón Santos de "Lastre" 20/01/2017

Múltiples formas de morir sin quedar muerto.

Matar