Licencia para matar

Prueba a escribir un poema,
es un veneno dulce, doloroso, pero dulce.
Acabará contigo, no te quepa duda.
Y no dejará rastro de sangre,
ni huellas olvidadas; ningún resquicio
del crimen que pueda inculparte.

Prueba luego a seguir escribiendo
otros poemas.
No es fácil, requiere tiempo y mesura,
dedicación y certeza en las palabras.
Pero ya no podrás detenerte,
nada ni nadie impedirá este delito.

Los muertos por la poesía
tienen licencia para matar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Presentación de Juan Ramón Santos de "Lastre" 20/01/2017

Múltiples formas de morir sin quedar muerto.

Matar